Programa de radio: "SERES SIN ROSTRO"

Algunos de los objetivos de este programa son: reforzar y promover el acceso de las minorías, y los grupos más desfavorecidos en los medios de comunicación

Carta abierta al juez Garzón

Posted by SERES SIN ROSTRO en 22 junio 2009

seres-sin-rostronoticias-del-mundo00

Francisco Vigueras Roldán

Miembro fundador de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica

A Baltasar Garzón, magistrado de la Audiencia Nacional
Escribo estas líneas para agradecerle su intento de hacer justicia a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura. Los familiares jamás olvidarán el empeño que puso usted en investigar el genocidio franquista. Estamos hablando de 140.353 desaparecidos que la transición democrática dejó abandonados en cunetas y fosas comunes. Ha sido usted el único juez de la democracia que dio amparo judicial a quienes venían pidiendo justicia desde hace 70 años. Cuarenta años de miedo, treinta más de olvido y, por fin, un juez que se dignaba a atender las demandas de las víctimas. Los familiares vivieron con ilusión aquel momento en el que sus justas reivindicaciones entraban por la puerta grande de la Audiencia Nacional. Recuperaban de nuevo la confianza en el Estado de Derecho.  Momentos felices para las asociaciones de Memoria Histórica que pusieron a su disposición las listas de miles de desaparecidos para elaborar un censo de víctimas, hasta entonces inexistente. Personas con nombres y apellidos que se llevaron violentamente de casa, ante el terror de sus familias, que asistían impotentes al secuestro. Detenciones ilegales con desaparición forzadas que usted consideró necesario investigar por tratarse de crímenes contra la humanidad que no pueden prescribir. Sin olvidar los 30.000 niños perdidos que el régimen arrancó cruelmente de los brazos de sus madres, presas o fusiladas.
Desde que usted fue declarado no competente para investigar aquella violación masiva de los derechos humanos, la recuperación de la memoria histórica se ha visto atrapada en un laberinto judicial. Es lo que pretendía el fiscal Javier Zaragoza, de triste recuerdo para los familiares de las víctimas, que hizo todo lo posible para impedir la investigación. Usted se vio obligado a dejarla en manos de los juzgados territoriales. En Zamora, la jueza ha aceptado su inhibición, ordenando abrir una fosa en Santa Marta de Tera; pero en Granada no hemos tenido tanta suerte. Aquí, la jueza se ha declarado incompetente, aunque su decisión ha sido recurrida por el fiscal. Confiamos en que el recurso prospere. Lamentablemente, Memoria Histórica de Granada no ha podido presentar recurso, ya que la jueza rechazó nuestra petición de personarnos en el caso. Las familias Galindo y Galadí nunca imaginaron que un Estado de Derecho les iba a poner tantos obstáculos para recuperar y dar una sepultura digna a los restos del maestro y del banderillero, arrojados por los franquistas a la fosa de Alfacar, junto al poeta García Lorca. Setenta y tres años después, la fosa-símbolo de la Guerra Civil sigue ocultando el crimen. Los familiares no comprenden cómo una democracia puede convivir con fosas ilegales y cadáveres sin identificar. Pensaban que eso sólo ocurría en las dictaduras.
Los detractores de la Memoria Histórica pretenden desacreditarle. Con este objetivo, han puesto en marcha una campaña, sin precedentes, de acoso y derribo que cuenta con aliados muy influyentes en el poder judicial. El movimiento memorialista se siente indignado al ver que el Tribunal Supremo ha admitido a trámite la querella presentada contra usted por Manos Limpias, con el aplauso del Partido Popular. La derecha no le perdona que haya destapado la corrupción en las comunidades de Madrid y Valencia, gobernadas por el PP. Es inconcebible que un tribunal democrático haya aceptado la infame querella de un sindicato que no condena el régimen de terror instaurado por Franco. Es irracional que el magistrado del alto tribunal, Adolfo Prego, que debería ser ejemplo de independencia e imparcialidad, sea presidente de una fundación ultraderechista y haya firmado un manifiesto contra la Ley de la Memoria Histórica, aprobada por el Congreso. Si usted, Sr. Garzón, es un presunto prevaricador, como dice el sindicato franquista, los familiares de las víctimas se declaran presuntos inductores de la prevaricación. Y si el Tribunal Supremo continúa adelante con este despropósito, no será sólo un juicio contra usted, será contra todo el movimiento memorialista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: